La felicidad…

Se que este post se aleja un poco de la tónica general del blog, pero esta misma tarde he tenido una conversación con un amigo que me ha hecho reflexionar. He estado gestando este post durante mi hora de viaje en transporte público y quería compartirlo con cualquiera que quiera leerlo.

En la conversación de esta tarde, mi amigo me planteaba la pregunta “¿Qué es la felicidad?“. En más de una ocasión hemos llegado a la conclusión de que no puede definirse y/o que no existe realmente.

La respuesta a la que he llegado yo es que la felicidad, pese a que depende de cada uno, podría definirla como “estar bien con uno mismo”. Para mi, la felicidad es cuando alcanzas tu “paz interior”. A esa paz interior yo puedo llegar simplemente estando con alguien, escuchando una canción, o incluso con cosas materiales como cuando compro cualquier capricho. Pero creo, que es en ese momento cuando realmente soy feliz.

Es más, podría extenderlo a “cuando hago lo que realmente quiero o siento que debo hacer”. Buscando entre mis recuerdos me he dado cuenta de que siempre he tratado de hacer lo que me apetecía, o lo que me “salía”, y ha sido en esos momentos cuando realmente me he sentido bien conmigo misma, y me he sentido feliz.

Y para tí, ¿qué es la felicidad?.

PD: Gracias por hacerme reflexionar sobre el tema 😉

2 comments

  1. La felicidad es algo así como lo de que “viene el coco” con un poco más de refinamiento ya que va dirigido a los adultos (los niños jamás se plantearían algo así ni los bichos tampoco)

    Tenemos miedo, deseamos que las cosas sean distintas de lo que son, nos queremos mucho (mas bien queremos aquello que nos han inculcado). Somos coherentes con nuestros principios ya sea con nuestro equipo de futbol o con nuestro Dios (aunque seamos ateos) y casi nunca nos planteamos qué tienen que ver esos principios con lo que realmente somos.

    Gracias por tu post, hoy en día poca gente se preocupa de estos temas, incluso se tachan de cursis. Puedes decirle a tu amigo que estoy de acuerdo, que la felicidad no existe al igual que no existen muchas otras cosas que nos han contado desde la más tierna o dura infancia.

    Eso sí, hay muchas otras que cosas que sí que parecen existir. Como ejemplo probemos a dejar caer el ratón (o todo el portátil) sobre el meñique del pie izquierdo. ¡! Bueno, también vale cualquier otro ejemplo más placentero.

    Dejemos caer todas las capas de la cebolla, la Tierra no es el centro del Universo, los humanos somos bonobos con menos de un 1% de error, la felicidad es un concepto abstracto que usamos los humanos para comunicarnos un estado placentero (sea lo que fuere placer para cada cual).

    En cualquier caso, un abrazo y ¡qué seas muy feliz!

  2. Opino que la felicidad no se alcanza, se aprende. Es un estado de la mente en relación a unas bases sentadas en la infancia y es diferente para cada persona.

    Hay quien es feliz con una vida miserable y hay quien se pasa la vida persiguiéndola hasta morir amargado, aquí no valen los clichés de el que más tiene menos aprecia… hay demasiados factores influyentes.

    Lo único que tengo claro es que todo es perecedero y debemos aprender a apreciar lo bueno de las cosas cercanas, ya sea un momento con los amigos, la sonrisa de alguien a quien has ayudado a encontrar la dirección, una mirada furtiva en el vagón de un metro, una caricia de una persona que amas, una foto de antaño… la vida esta llena de felicidad, lo difícil es aprender a disfrutar de ella.

    La base es sencilla, el que más tiene es el que menos necesita, por desgracia no depende de uno mismo decidir cuanto necesitas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *